index

osos

Los osos son mamíferos pertenecientes al orden Carnívora y agrupados dentro de la familia Ursidae. Las especies extantes (especies vivas en la actualidad) de esta Familia están divididas en tres grandes grupos: la subfamilia Ursinae, que incluye al oso polar (Ursus maritimus), oso pardo (Ursus arctos), oso negro americano (Ursus americanus), oso bezudo (Melursus ursinus), oso negro asiático (Ursus thibetanus) y oso malayo (Helarctos malayanus); la subfamilia Tremarctinae, cuyo único representante es el oso frontino (Tremarctos ornatus) y, la subfamilia Ailuropodinae, cuyo único representante es el oso panda (Ailuropoda melanoleuca).

De las ocho especies extantes, cinco (oso negro americano, oso pardo, oso negro asiático, oso malayo y oso frontino) son omnívoras e ingieren una gran gama de alimentos, desde vegetación verde tierna, frutos diversos, raíces, insectos, anfibios, aves, hasta otros mamíferos.
Las otras tres especies tienen dietas más especializadas, siendo el oso polar básicamente carnívoro, el oso panda herbívoro y el oso bezudo, insectívoro. Sin embargo, estas especies también consumen otros tipos de alimentos dependiendo de la disponibilidad de recursos.
En la actualidad encontramos osos en los continentes de América, Asia y Europa, siendo el oso frontino la única especie de oso con presencia significativa en el hemisferio sur. 
En todas las especies de osos, el macho es más grande que la hembra (dimorfismo sexual). No obstante, esta diferencia es variable dependiendo de la especie y la localidad.


Especie

Diferencias de Tamaño

Oso polar

Machos 25-45 % más grandes

Oso pardo

Machos 35-50 % más grandes

Oso negro americano

Machos 33 % más grandes

Oso bezudo

Machos ligeramente más grandes

Oso negro asiático

Machos ligeramente más grandes

Oso malayo

Machos 10-15 % más grandes

Oso frontino

Machos 33 % más grandes

Oso panda

Machos 10-20 % más grandes

Las especies de mayor tamaño son el oso polar y el oso pardo. Individuos de ciertas subespecies (razas geográficas) de oso pardo pueden llegar a medir hasta 10 pies de longitud (desde la punta de la nariz hasta la punta de la cola). La especie de menor tamaño es el oso malayo con apenas un tamaño promedio de tres pies.


Especie

Tamaños Promedios de los Machos

Oso polar

8, 4 pies

Oso pardo

7 – 10 pies

Oso negro americano

6 pies

Oso bezudo

5 – 6 pies

Oso negro asiático

5 – 7 pies

Oso malayo

3 – 5 pies

Oso frontino

7 pies

Oso panda

5 pies

Los osos son plantígrados, esto quiere decir que apoyan toda la planta de sus patas al caminar. Las patas de los osos están provistas de cinco dedos con garras curvadas y filosas.  Son particularmente importantes ya que la termorregulación (regulación del calor corporal) se realiza principalmente a través de ellas. Las patas traseras son más grandes que las delanteras y la huella dejada por éstas se parece mucho a la humana, con la diferencia que deja una imagen especular con el dedo más grande hacia el exterior de la pisada.

 

La creencia general ha sido de que los osos tienen una visión muy pobre. Esto se debe a la conducta de ellos de acercarse a los objetos que le llaman la atención y de levantarse sobre en dos patas cerca de los mismos. Sin embargo, esto aparentemente no es cierto en todas las especies. Así por ejemplo, el oso polar tiene los ojos tan grandes como los ojos humanos y poseen un par de pestañas adicionales que le ayuda a filtrar el reflejo del sol sobre la nieve. La percepción de profundidad es excelente y los osos polares son capaces de percibir un objeto inmóvil en la nieve a más de 1 Km. de distancia. Además, gracias a unas membranas protectoras del ojo, ellos son capaces de tener una excelente visión bajo el agua.
El tamaño y la posición de las orejas varía según la especie, desde orejas largas, grandes y caídas, como las del oso bezudo, a orejas muy pequeñas como las del oso polar. Aparentemente la audición de los osos es buena.
El olfato es el sentido más importante para los osos. Les permite identificar a otros individuos, evitar peligros y procurar alimentos. La especie de oso con el sentido del olfato más agudo es el oso polar, del cual se ha reportado la detección de una presa a más de diez (10) Km. de distancia.

Los osos son criaturas curiosas e inteligentes y pueden ser peligrosos en ciertas ocasiones. Parecen lentos y torpes, pero en realidad son rápidos y ágiles. Algunos son hábiles trepadores como el oso frontino y el oso malayo.
Les conferimos cualidades humanas y existen fundamentos lógicos para explicar tal apreciación. Cuando estudiamos en detalle algunos aspectos de la biología de estos animales nos daremos cuenta de su habilidad de andar erguidos a ratos sobre sus dos patas traseras; su extraordinaria cualidad para detectar a los intrusos en su territorio por medio de su desarrollado sentido del olfato y percepción; la forma de las huellas de sus patas traseras que se asemejan mucho a las humanas; su habilidad para manipular objetos doblando los codos de sus patas delanteras; la forma en que las osas amamantan a sus crías sosteniéndolas entre patas delanteras y apoyándolas en su barriga y, por último, sus particulares preferencias alimentarias (se dice que muchas tribus indígenas norteamericanas y euro-asiáticas aprendieron a sobrevivir en las montañas fijándose en lo que comían los osos). Estas características, y otras tantas, han servido de base para que la humanidad haya generado una imagen antropomorfizada de los osos. Así pues, a lo largo de la historia hemos aprendido a admirarlos y a respetarlos por su aspecto carismático e inteligencia.

OSO PANDA

OSO NEGRO AMERICANO

OSO DE ANTEOJOS

OSO PARDO

OSO POLAR